La economía del Ecuador crecerá, pero aún será de las más bajas de la región

Secciones
Revista Gestion

La economía del Ecuador crecerá, pero aún será de las más bajas de la región

Revista Gestión *
Septiembre 29, 2021 - 05:00

Las proyecciones de crecimiento del 2021 son alentadoras para el Ecuador. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe predice un crecimiento del 3%, el Banco Mundial de 3,4%  y el Fondo Monetario Internacional de 2,5%. Este crecimiento se dará como un efecto rebote de la contracción del 2020. Sin embargo, para el 2022, este crecimiento se desacelerará, según el FMI, incluso bajaría a 1,3%. Los problemas estructurales se mantienen en el país y en la región e impedirán un mayor crecimiento en los años futuros si no existe un cambio de raíz.

El crecimiento económico se refiere al aumento en términos de la capacidad productiva de la economía de un país y de su renta en un período de tiempo concreto. Se mide a través del Producto Interno Bruto (PIB), el cual se puede calcular tomando en cuenta el valor monetario de los bienes y servicios finales producidos en una economía durante un año. El crecimiento económico es un indicador importante, pues su aumento refleja un incremento de la actividad económica: mayor consumo y mayor capacidad de adquisición de las personas.

Los organismos internacionales y multinacionales, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), realizan proyecciones del crecimiento de las economías mundiales. A partir del análisis de diversas variables económicas, se logra entender y predecir el comportamiento de la economía, lo cual permite y ayuda a las decisiones de inversión, de política pública y de consumo de los agentes económicos.

LAS ECONOMÍAS CRECEN RÁPIDAMENTE EN EL 2021 PERO SE DESACELERAN EN EL 2022

Casi todos los países del mundo se enfrentan actualmente a un rebote estadístico en el crecimiento económico, o un rebrote en el crecimiento. Esto se da porque las economías sufrieron una fuerte contracción en el año 2020 debido a la pandemia. Según el BM, en América Latina y el Caribe, la contracción fue de -6,5%. El crecimiento del 2021, se sustenta, aparte del rebote estadístico, en impulsos coyunturales de la demanda agregada y en la reactivación de las actividades productivas. Sin embargo, para el año 2022, el crecimiento será menor, las proyecciones indican que habrá una desaceleración, según la CEPAL, esto se da por la profundización de los problemas estructurales en América Latina y el Caribe.

Ecuador responde claramente a estas proyecciones. Para el 2021, el FMI predice un crecimiento de 2,5%; el Banco Mundial de 3,4%, y la CEPAL de 3%. Las tres proyecciones superan el crecimiento económico del país de los últimos 7 años (0,1% en el 2015 y 2,4% en el 2017). Evidentemente, el Ecuador está teniendo un rebote en el crecimiento. Sin embargo, el país se queda atrás frente a la región y al mundo. Las proyecciones de los organismos multinacionales e internacionales son, en promedio, de 5,6% para la región y de 5,8% para el mundo (Gráfico 1).

Gráfico 1

Proyecciones de crecimiento de Ecuador, América Latina y el Caribe y el mundo (2021)

 

 

 

 

Gráfico 2

Proyecciones de crecimiento de Ecuador, América Latina y el Caribe y el mundo (2022)

 

 

Para el año 2022, las cifras de las proyecciones indican una desaceleración en el crecimiento. El FMI predice para el Ecuador un crecimiento de 1,3%, el Banco Mundial de 1,4% y la CEPAL de 2,6% (Gráfico 2). Las razones de la desaceleración económica en el 2022, incluyen la baja productividad e inversión, la alta informalidad, desocupación, desigualdad y pobreza, además de que ya no existe un rebote como sucederá con el año 2021. Según la CEPAL, el crecimiento económico de Ecuador superará al de América Latina y el Caribe, mientras que para el FMI y el BM todavía se presenta lejos de alcanzarlo. En este año, la diferencia entre el crecimiento de la región con el mundo aumenta, lo cual puede explicarse por los problemas estructurales que enfrenta América Latina y el Caribe, que no se resolverán a corto plazo.

De acuerdo con el FMI, el Ecuador alcanzaría a igualar su crecimiento con el del América Sur en el año 2025 (2,3%) y en el 2026 superaría el crecimiento de la región (Ecuador 2,5% y América del Sur 2,3%).

EL CRECIMIENTO DEL ECUADOR SERÁ DE LOS MÁS BAJOS DE LA REGIÓN

Las proyecciones de crecimiento del Ecuador son bajas con respecto a América Latina y el Caribe. Países vecinos como Colombia y Perú tienen altos crecimientos en el 2021. Perú en el 2021, según la CEPAL, crecerá 10,6%, y según el BM, 10,3%. Colombia, en el mismo año crecerá según la CEPAL 7,5% y según el BM, 5,9%. Entre los países con mayor crecimiento se encuentran Guyana, Perú y Panamá.

Gráfico 3

Proyecciones de crecimiento en la región, según la CEPAL

 

Gráfico 3

Proyecciones de crecimiento en la región, según el Banco Mundial

 

De acuerdo con los datos de la CEPAL, en el 2021, los términos de intercambio mejoran en los países exportadores de hidrocarburos (Bolivia, Colombia, Ecuador, Venezuela y Trinidad y Tobago), pues presentan una mejora en 14,5% con respecto al 2020. Sin embargo, únicamente nueve países de la región recuperan su PIB del 2019, Ecuador no es uno de ellos.

LOS PROBLEMAS ESTRUCTURALES SE PROFUNDIZARON EN LA REGIÓN

El Banco Mundial indica que la durabilidad de la recuperación económica dependerá en gran medida del control de la pandemia. Además, que hay un riesgo relacionado a la sostenibilidad fiscal, pues su vulnerabilidad se ha intensificado. En el año 2020, hubo una recaudación tributaria menor en toda la región, causando así déficits fiscales y un aumento drástico de los niveles de deuda. La deuda, en el promedio de economías de América Latina y el Caribe, aumentó de 53% del PIB en 2019 a 64% en 2020 y se estima que se mantenga alrededor de ese nivel hasta el 2023.

El informe del Banco Mundial también recalca el cierre de los colegios en la región, pues estuvieron cerrados por más tiempo que en otras regiones, lo cual tendrá una afectación a largo plazo en los ingresos de esas personas y además en la productividad laboral.

El Ecuador ya enfrenta una reactivación económica, sin embargo, si no existen cambios estructurales importantes, esta no será sostenible y predominarán los problemas sociales y productivos en los siguientes años.

 

(*) Elaborado por Maí Suárez, redacción Revista Gestión

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Hasta ahora, los cambios tributarios favorecen a los más ricos, ¿qué esperar de la reforma?

Los próximos 100 días de Gobierno: menos palabras y más acciones económicas

La seguridad social, la bomba de tiempo de la que nadie quiere hacerse cargo

Guste o no, el Ecuador debe cumplir con el FMI para salvar la economía

Altas expectativas, duras realidades para Lasso