¿Cómo la tecnología electoral puede favorecer a los ciudadanos?

Secciones
revistagestion.ec

¿Cómo la tecnología electoral puede favorecer a los ciudadanos?

Álvaro Terán *
Julio 5, 2018 - 10:20

La ciudadanía de toda América Latina merece mecanismos eficientes de votación. Expertos en la materia apuestan a la tecnología por brindar soluciones costo-efectivas que permiten auditar los resultados de las elecciones, incentivar la participación y garantizar la legitimidad de los candidatos electos.

En América Latina, 2018 es un año de intensa actividad electoral. Por ejemplo, México acudió recientemente a las urnas para elegir a presidente, senadores y diputados federales; Colombia también votó para decidir quién gobernará al país en los próximos cuatro años y Ecuador elegirá a sus alcaldes y concejales el próximo 24 de marzo.

Ante las irregularidades que se han presentado durante los últimos procesos electorales en América Latina, cada vez son más los ciudadanos que exigen a sus autoridades soluciones transparentes y auditables que les permitan confiar en los procesos.

Esta situación ha generado un amplio debate en los gobiernos sobre la necesidad de innovar en herramientas tecnológicas que brinden seguridad, confianza, y eliminen los tipos de fraude que enfrentan muchos países de América Latina.

Leonardo Valdés Zurita, expresidente del Instituto Federal Electoral de México y veedor de la Organización de Estados Americanos, considera que las irregularidades más frecuentes en los comicios de la región son aquellas que tienen que ver con errores que se cometen en el momento de contabilizar los votos, es decir, no existen certezas de que los resultados sean 100% seguros.

revistagestion.ec
Foto: Voto electrónico.

En Colombia, por ejemplo, durante los últimos comicios, la Misión de Observación Electoral (MOE) evidenció que los dos delitos electorales más recurrentes son: la corrupción al sufragante -compra y venta de votos-, y la falsificación de documentos. Entre ambos, registran casi la mitad (44,41 %) de las denuncias por delitos contra los mecanismos de participación democrática entre 2005 y 2015.

Para subsanar este tipo de irregularidades, las autoridades de Colombia han implementado canales mediante el uso de herramientas tecnológicas.  En 2011, inauguraron un sitio web -Pilas con el Voto- que permite a los ciudadanos denunciar las irregularidades electorales que se han constatado. También se creó la Unidad de Recepción Inmediata para la Transparencia Electoral (URIEL), una base de datos que recibe denuncias electorales recogidas por fuentes como Pilas con el Voto y las encamina a las autoridades pertinentes.

Con la finalidad de dotar a las elecciones de legitimidad y transparencia, Valdés Zurita considera que se deben implementar sistemas digitales para mejorar la experiencia de los votantes. “La tecnología no solo que reduce costos para el Estado, sino que ayuda a que los resultados se obtengan con velocidad y que el ciudadano pueda dar seguimiento –en tiempo real- a su decisión”.

revistagestion.ec
Foto: Prueba de voto electrónico por el CNE.

Al igual que Colombia, Ecuador tuvo la oportunidad en 2014 de probar los beneficios de la automatización electoral en dos pilotos vinculantes coordinados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en las provincias del Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas. Particularmente en Santo Domingo se vivió una experiencia inédita, cuando los resultados oficiales fueron anunciados apenas una hora después del cierre de las urnas. Más de 300 mil votantes utilizaron tecnología electoral que permitió registrar y totalizar el voto de forma automatizada con 100% de exactitud.

Durante las elecciones del 4 de febrero del 2018 en Ecuador, se registraron irregularidades en la divulgación de los resultados por parte del CNE y su plataforma digital. La misión de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA), presidida por Valdés Zurita, cuestionó la falta de transparencia y acceso a la información electoral, justamente en la etapa más importante: el escrutinio.

Expertos señalan que innovar tecnológicamente en materia electoral es fundamental para garantizar transparencia e institucionalidad de los procesos. Ecuador, Colombia y México se preparan cada vez más para la adopción de nuevas tecnologías que les permitan proteger sus elecciones, robustecer sus plataformas tecnológicas actuales para lidiar con temas que van desde la suplantación de identidad hasta la publicación de resultados. Estos esfuerzos, acordados en la tercera Cumbre de las Américas (2001), permitirán fortalecer la democracia y validar las decisiones tomadas por los pueblos. 

 

 

 

 

*Comunicandes.

 

Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

El costo de no hacer nada en su empresa

El trabajo remoto, una tendencia creciente

Antes de decidir, analice la estructura de su entorno empresarial

Drogas y confidencialidad: cómo lidiar con ellas en las empresas

La temporada de impuestos atrae a los cibercriminales