La ambiciosa estrategia comercial del Ecuador, ¿hacia dónde camina?

Secciones
TLC

La ambiciosa estrategia comercial del Ecuador, ¿hacia dónde camina?

Consultora Multiplica *
Enero 15, 2023 - 13:00

En el año 2000, el Ecuador atravesó una era de gran inestabilidad económica que impidió que la política comercial avance durante seis años. Ante este contexto, el país logró firmar algunos acuerdos comerciales de alcance parcial y no consiguió un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. Un segundo momento se vivió desde el 2007 al 2017 donde, si bien hubo estabilidad política, el enfoque fue altamente proteccionista. Pero es a partir del 2018 que el país se ha encaminado hacia la apertura comercial. El Gobierno del presidente Guillermo Lasso tiene como meta firmar más de diez acuerdos comerciales hasta 2025.  

Al inicio de su gestión, Lasso destacó la intención de firmar acuerdos comerciales con al menos una decena de países, entre los que incluía a México, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, China, Israel, Canadá, Panamá, República Dominicana y Costa Rica.  La campaña de llevar “Más Ecuador al mundo y más mundo al Ecuador” es la gran apuesta de Lasso para lo que resta de su mandato y confirma un giro de 180 grados en la política comercial del país, que por más de una década estuvo en contra del aperturismo.

En el libro 25 años de tratados de libre comercio e inversión en América Latina, las editoras Ghiotto y Laterra mencionan que desde los años noventa se expandió la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC) a nivel global. En América Latina, el 1 de enero de 1994 entró en vigor el primer gran TLC: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuyo formato fue copiado en pocos años en el tratado comercial con Centroamérica (DR-CAFTA) y en los bilaterales con Perú, Chile y Colombia. La firma de TLC fue una especie de ola que arrasó la región.

No obstante, Ecuador, que salía de una gran crisis económica -con dolarización incluida-, no siguió los mismos pasos que sus vecinos. En la actualidad, el país tiene 11 acuerdos comerciales en vigencia, pero como se observa en la Tabla 1, la mayoría son Acuerdos de Alcance Parcial (AAP). 

Tabla 1

Acuerdos Comerciales Vigentes

Imagen

No fue hasta el 1 de enero de 2017 cuando entró en vigor el Acuerdo con la Unión Europea marcando un punto de inflexión que abrió la puerta para negociar más acuerdos en el futuro. Así, en 2022 por primera vez en la historia se negociaron cuatro acuerdos comerciales simultáneamente: Costa Rica, China, México y Corea del Sur. Y en 2023 iniciarán otras cuatro negociaciones de acuerdos de libre comercio con Canadá, Panamá, República Dominicana y Singapur.

Antes de ahondar en los pros y contras de los acuerdos comerciales, cabe preguntarse: ¿cómo se determina la política comercial en el Ecuador? Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) plantea que se determina según la postura del gobierno, las condiciones económicas (ej. precio del petróleo) y la dolarización (que ha servido como justificación para políticas proteccionistas ante problemas de balanza de pagos). Con base en estos argumentos, desde el 2000 la política comercial de Ecuador ha experimentado tres períodos con grandes diferencias que vale la pena analizar.

2000-2006: APERTURA E INESTABILIDAD POLÍTICA

Durante seis años, el país atravesó una transición a la dolarización junto a un repunte económico tras la crisis de 1998-1999. Esta etapa se caracterizó por la inestabilidad política, puesto que se posesionaron cuatro presidentes durante siete años. A pesar de ello, Ecuador y los miembros de la Comunidad Andina firmaron un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación con la Unión Europea en 2003. En el año siguiente, Ecuador, Colombia y Perú realizaron la primera ronda de negociaciones del TLC con Estados Unidos

En la etapa final de negociaciones del acuerdo comercial, el país suspendió el proceso por varios desacuerdos, mientras que Perú logró concluir las negociaciones a mediados de diciembre de 2005. En el primer trimestre de 2006, Colombia reinició las negociaciones y acordó con éxito un TLC con Estados Unidos. A fines de marzo y principios de abril de 2006, se llevó a cabo una ronda adicional de negociaciones entre Estados Unidos y Ecuador durante la cual se concluyeron 16 de los 19 grupos de negociación.

A pesar de las diferencias restantes, todavía existían mecanismos para llegar a un acuerdo. Sin embargo, el elemento que determinó el destino del TLC fue la decisión del gobierno ecuatoriano de rescindir el contrato con la empresa estadounidense Occidental Petroleum por un presunto incumplimiento. A medida que la situación empeoraba y se alargaba, se hizo imposible concluir la negociación.

2007-2017: GOBIERNO ESTABLE Y PROTECCIONISTA

A partir de la elección de Rafael Correa como presidente, la política comercial se desplazó hacia el lado de la oferta y se redujo la influencia del sector privado. Dicho periodo estuvo marcado por la creación de una nueva Constitución, el auge de las materias primas y un gobierno estable y fuerte que implementó medidas proteccionistas

De esta forma, la política comercial se enfocó en fomentar la producción nacional, realizar una sustitución selectiva de las importaciones y promover las exportaciones y su diversificación.

De acuerdo con un estudio del BID, el gobierno de Rafael Correa fue capaz de implementar sus políticas dado que los ingresos petroleros le permitieron reunir el apoyo de diferentes sectores. Esto le permitió concentrar el poder en el Estado, limitar la influencia de la oposición y reducir la incidencia económica y política del sector privado. Inclusive, ciertas empresas aprendieron que debían ofrecer algo (por ejemplo, inversión, empleo) para ser retribuidos positivamente por el gobierno. 

Al comienzo de este periodo también se iniciaron las negociaciones comerciales entre Ecuador, Colombia, Perú y la Unión Europea. Sin embargo, el Ecuador se retiró de las negociaciones en el 2009, mientras que los países restantes continuaron y firmaron dicho acuerdo comercial en el segundo trimestre de 2012. Durante enero de 2013, Ecuador y la Unión Europea reiniciaron las negociaciones y la nación se adhirió al TLC UE-Colombia-Perú en noviembre de 2016. 

2018 EN ADELANTE: APUESTA POR EL COMERCIO EXTERIOR

Tras una historia de política comercial inestable e impredecible, ahora Ecuador parece tener una visión a mediano plazo un poco más clara. Al inicio de su gestión, el presidente Guillermo Lasso expresó su intención de firmar una gran cantidad de acuerdos comerciales con naciones como México, Estados Unidos, Japón, Costa Rica, entre otros. De esta manera, el mandatario tiene el objetivo de internacionalizar el país mediante acuerdos comerciales y la apertura de mercados externos.

Durante 2022, por primera vez en la historia del país, se negociaron cuatro acuerdos comerciales simultáneamente: Costa Rica, China, México y Corea del Sur. A su vez, en 2023 se iniciarán otras cuatro negociaciones de acuerdos de libre comercio con Singapur, Canadá, Panamá y República Dominicana. Por lo tanto, la meta de firmar más de diez acuerdos comerciales hasta 2025 avanza acorde a las proyecciones del gobierno.

Un claro ejemplo es el anuncio de la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre China y Ecuador. La nación asiática se ubica en el segundo lugar entre los principales destinos de las exportaciones ecuatorianas y es el segundo país de origen de las importaciones. Inclusive, el crecimiento del primer indicador ha sido sostenido, dado que aumentó a $ 776 millones en 2017 y superó los $ 5.000 millones entre enero y octubre de (Gráfico 1).

Gráfico 1

Comercio con China

Las importaciones también han aumentado y superan el valor de las exportaciones, por lo que en los últimos años la balanza comercial (la diferencia entre exportaciones e importaciones) ha sido negativa. Afortunadamente, cuando el acuerdo entre en vigencia, la composición de las exportaciones va a tener un notable cambio positivo, puesto que la oferta exportable crecerá hasta el 60% y si en el futuro se firma un acuerdo con Estados Unidos, la cifra bordearía el 85%.

¿NOS HEMOS BENEFICIADO DE LOS ACUERDOS COMERCIALES?

A inicios de 2023 se cumplieron seis años de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea. Sin embargo, la falta de seguimiento y evaluación de dichas políticas impiden conocer si el acuerdo comercial ha sido beneficioso o perjudicial para el país. Por tales razones, solo se puede estimar las consecuencias de los acuerdos comerciales por medio de los estudios realizados en la región.

Algunas investigaciones empíricas encuentran que la disminución de los aranceles incentiva las exportaciones de los productos tradicionalmente comercializados, pero no las exportaciones de nuevos bienes. De igual forma, se observa que el TLC entre Ecuador y la UE ha permitido acortar en un 20% la diferencia arancelaria con respecto a sus competidores en el ingreso del banano al mercado europeo y ha contribuido en el surgimiento de 450 nuevas empresas exportadoras. No obstante, no se han registrado cambios en la composición de las exportaciones de Ecuador a la Unión Europea (Gráfico 2). 

Gráfico 2

Ranking Anual de los Productos más Exportados a la Unión Europea

Desde hace 15 años y hasta el 2022, el país exporta banano, enlatados de pescado y camarón. La única partida que se ha incorporado son los productos mineros, dado que ocupa el cuarto lugar de las exportaciones desde el 2022. Cabe destacar que la exportación de bienes primarios también se aplica para los países o regiones con lo que mantenemos acuerdos de libre comercio, como es el caso de China (Tabla 2).

 

Tabla 2

Principales Productos Exportados a China

Imagen

La apuesta del Gobierno de “Más Ecuador en el mundo” es muy ambiciosa, pues deja atrás una década de proteccionismo comercial y la nación avanza hacia la apertura de mercados internacionales. 

Sin embargo, el gobierno debe tomar en cuenta que la liberalización del comercio genera ganadores y perdedores. En consecuencia, Ecuador necesita implementar políticas complementarias que incluyan la promoción y diversificación de las exportaciones, la mejora de la productividad, la disponibilidad de infraestructura, una política fiscal responsable y un mejor clima de negocios, particularmente en materia de inversión y resolución de conflictos.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Economía ‘gig’: ¿autonomía o precariedad?

Cubrir las necesidades básicas de los hogares es cada vez más difícil en Ecuador

¿Está logrando la economía ecuatoriana recuperarse de la pandemia?

Siete tendencias que marcaron el ecosistema de pagos en 2022