Cosméticos naturales con sello femenino

Cosméticos naturales con sello femenino

NATÚ
revistagestion.ec
Marzo 20, 2018 - 09:44

Natú es el emprendimiento de Carmen Borja, una madre emprendedora beneficiaria del programa de emprendimiento de FUNDACIÓN CRISFE, quien en su búsqueda por generar una vida saludable para sus hijos encontró la solución perfecta. Esta es su historia.

Cuando los seres humanos se convierten en padres nace la necesidad de entregar lo mejor a sus hijos y allí es cuando nuevos retos llegan.

Carmen es madre de tres hijos y sintió la necesidad de brindar a su familia un estilo de vida más sano, no solo en los temas de alimentación, sino también en los productos que usaban para la piel, pues los componentes de estos artículos también entran al organismo, tal como si los comieran. Es así que comenzó a fijarse en las etiquetas de bloqueadores solares, cremas, jabones, entre otros productos y todos tenían agentes químicos. Ella decidió que sus hijos no estarían expuestos a estos contaminantes.

Con el propósito de usar productos cosméticos naturales inició una infructuosa búsqueda en los principales comercios de Quito. Este fracaso la llevó a encontrar una oportunidad.  Fue entonces cuando comenzó a elaborar sus propios productos a través de recetas tradicionales que usaban las abuelas y de los saberes ancestrales de nuestros pueblos indígenas, comprendiendo así el valor del trabajo de los campesinos que cultivan la tierra, con respeto a la naturaleza y sus ciclos.

revistagestion.ec
Foto: Natú.

Al recorrer este sendero, descubrió un nuevo estilo de vida, de sabiduría y sencillez, enmarcado en lo sano y natural.

Es así como nace Natú cosmética natural, con una amplia gama de productos como: protectores solares para niños y adultos, polvos de limpieza facial y cremas faciales.

La presentación inicial de su trabajo mejoró a través del aprendizaje obtenido en la participación en diferentes ferias donde recogió información sobre sus potenciales clientes. Este contacto hizo que el diseño de su marca y empaques mejorara. Sin embargo, lo más importante fue descubrir la demanda que existe por este tipo de cosméticos. Bingo, ¡había mercado!

Con esta buena noticia, Carmen sabía que necesitaba ayuda para poder avanzar con su emprendimiento: capacitaciones que le permitieran potenciar su negocio, asesoría especializada y financiamiento para formalizarlo y lograr los estándares requeridos para comercializar sus productos en el mercado.

revistagestion.ec
Foto: Natú.

Actualmente, estos cosméticos se pueden encontrar en Megamaxi, Supermaxi, Mi Comisariato, Medicity, Punto Natural, Superfoods y La Molienda. Trabaja con varias comunidades  localizadas en Pomasqui (Pichincha), Chone (Manabí), Loja y Cotopaxi que le proveen los insumos naturales que requiere. Desde su lanzamiento, las ventas han incrementado en 150%.

Carmen logró así satisfacer una necesidad latente en el mercado, pero lo más importante es que su propósito personal le permitió tener estabilidad económica y estar cerca de sus hijos compartiendo tiempo de calidad.

Detrás de cada emprendimiento existe un impulso a romper el estatus quo. Se tiende a creer que los cambios que se generan no serán trascendentales, pero la realidad es que cada vez que el ser humano se arriesga por un propósito de vida, algo en el entorno mejora.

En su caso, esta emprendedora logró satisfacer a miles de clientes, a sus hijos –que ahora comparten con su madre tiempo de calidad- y consiguió ser referente para que muchas personas puedan lograr sus sueños, que ahora compartimos en esta inspiradora historia.

 

CRISFE
Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original.
 
Autor
*www.crisfe.org