Cerveza artesanal con historia

Cerveza artesanal con historia

SANTANA
Santana
Octubre 30, 2017 - 11:56

La Hacienda Santa Ana data de principios del siglo XVIII, con la construcción de la casa original que sufrió graves daños con el terremoto de Ibarra en 1868.  La casa fue derrocada y se utilizó parte de su material para la construcción de la casa actual, que tiene su origen en el mismo año de 1868. Allí se alberga hoy en día la fábrica de cervezas artesanales Santana.

Durante la década de 1730, la hacienda sirvió de campamento para la Misión Geodésica, que hizo la medición de la longitud del meridiano terrestre para definir si la Tierra era achatada en los polos o en los extremos (ya sabemos cómo terminó esta historia).  Más tarde, en 1936, sirvió también de posada para el geógrafo Luis Tufiño, quien ubicó las marcas dejadas por la Misión Geodésica y construyó el primer monumento de la Mitad del Mundo (que luego se ubicó en Calacalí para reemplazarlo por el monumento actual).

La hacienda fue básicamente agrícola y tenía una extensión de varios cientos de hectáreas, que se las destinaba a la siembra y cosecha de maíz, maní y algodón. 

A partir de 1950, la hacienda se fue desprendiendo de sus terrenos, siendo estos entregados o vendidos a varias familias de la zona, incluyendo una donación al Consejo Provincial de Pichincha donde ahora se encuentra el monumento de la Mitad del Mundo.

En 2011, los hermanos Navarro Pérez (sexta generación en la hacienda), decidieron iniciar un negocio de cervecería artesanal y debido a que esta actividad se realizaría en Santa Ana, tomaron este nombre para la marca de cerveza, obviando la separación que existe entre las dos palabras (Santa Ana) y escribirla como la han pronunciado desde que tienen uso de razón: Santana.

sa1

La cerveza es una bebida milenaria, con inicios en Mesopotamia, que se expandió por todo el mundo a través de los tiempos.  Hoy en día, y con una fuerte historia y trayectoria en países europeos como Bélgica y Alemania, entre otros, y con diversificación en aroma y sabores, ha contagiado a países como Estados Unidos donde, partir de la década de los 80, han emergido un sin número de cervecerías artesanales.

En Latinoamérica, las cervecerías artesanales empezaron a surgir con fuerza a inicios del año 2000, mientras que en Ecuador, la apertura a este nuevo producto ha empezado a desarrollarse en los últimos 5 años, con cervecerías artesanales que buscan satisfacer el gusto por la  variedad de estilos y sabores de esta tendencia mundial. 

Hay dos tipos de cerveza que son las Lager y las Ale, que se diferencian entre sí principalmente por el uso de dos variedades de levaduras, las que afectan de distintas maneras el proceso de fermentación. 

sa2Las tipo Ale son las que comúnmente elaboramos los cerveceros artesanales y las que producimos en  Santana. Por el proceso de elaboración las Ales tienen más cuerpo, sabor, aroma, y mayor porcentaje de grado alcohólico, y además usamos 100% malta de cebada y lúpulos de primera calidad.

La elaboración artesanal permite crear distintos tipos de cerveza y ajustarse a la temporada para primar sabores de acuerdo a la estacionalidad y también es común la creación de cervezas especiales usando frutas o especias que dan como resultado sabores muy agradables al paladar.

Este proyecto comenzó hace 8 años, cuando vimos en otros países una innumerable oferta de tipos de cervezas, y con un toque personal, completamente diferente a lo que siempre estuvimos acostumbrados.

Sus creadores decidieron investigar y luego de algún tiempo empezaron a realizar pruebas en la cocina de su casa. A pesar de que las primeras pruebas distaban mucho de ser llamadas cerveza, siguieron con los intentos durante varios meses, cada vez con más conocimientos y profesionalismo, hasta que lograron productos que podían brindar con nuestros amigos.

Decidieron entonces viajar a Chicago, al Siebels Institute, la escuela para cerveceros más antigua de América, donde realizamos un curso intensivo sobre elaboración de cerveza.

Ahora cuentan con equipos profesionales que les permiten elaborar una variedad de cervezas, con una amplia gama para satisfacer a los diferentes gustos del mercado.

Las cervezas que actualmente producen son:

SANTANA IRISH RED. Ganadora dos medallas internacionales de oro en la Copa Cervezas de América 2016 y en la Copa Cervecera Mitad del Mundo 2016. Es una cerveza con 5,20% de alcohol, tiene un color rojo-cobrizo oscuro con espuma ligeramente beige. En su aroma se puede apreciar caramelo, toffee, pasa y ciruela. Tiene un suave sabor dulce de malta acaramelada y granos tostados, levemente amargo. Excelente para acompañar carne asada, estofados, embutidos, chorizos gourmet, quesos gruyere y fontina.

santSANTANA STOUT. Ganadora de una medalla de oro internacional en la Copa Cervecera Mitad del mundo 2017. Es una cerveza con 6,5% de alcohol, tiene un color negro intenso con espuma espesa color moca.  Su aroma es fuerte a malta tostada con un fondo a café y chocolate. De sabor amargo y acaramelado de malta bien tostada; sensación a café expreso y chocolate amargo. Excelente para acompañar mariscos, salsas a base de tomate, cerdo, quesos azul y emmenthal.

SANTANA PALE ALE. Es una cerveza con 5% de alcohol, tiene un color dorado con espuma blanca. Su aroma es suave a malta y cítricos, notas de pan recién horneado. Tiene un sabor a malta pálida y cítricos aportados por selectos lúpulos; refrescante y ligera con un leve amargor. Excelente para acompañar pescado, mariscos, cebiches, choclos y habas, pasta, aceitunas, quesos brie y fresco.

SANTANA AMBER. Es una cerveza con 5,50%  de alcohol, tiene un acentuado color ámbar, con espuma blanca y duradera. Su aroma intenso a lúpulos, ligeramente afrutado y floral, con un fondo a caramelo. Su sabor es dulce-amargo con tonos de manzana caramelizada y especias. Excelente para acompañar fritada, alitas búfalo, aros de cebolla, hamburguesas gourmet y quesos bien maduros.

SANTANA CHULLA CHELA. Es una cerveza con 9% de alcohol, tiene un color rubio intenso con espuma blanca. Su aroma es a especias, frutas tropicales y notas florales de lúpulo. Se puede apreciar un sabor delicadamente dulce de malta, cítricos y un muy tenue sabor a miel de abeja. Excelente para acompañar mariscos, como camarones al ajillo, así como para disfrutarla con queso Dambo o Manchego.

Hoy en día, el objetivo es seguir elaborando la mejor cerveza artesanal en Ecuador y continuar alcanzando reconocimientos internacionales. Al utilizar materias primas de primera calidad, para crear productos innovadores y diferentes, siempre usando la tecnología cervecera tradicional, aseguramos la satisfacción de nuestros clientes, colaboradores y accionistas. Finalmente su propósito es posicionar al Ecuador como un país con una cultura cervecera reconocida a nivel latinoamericano.