Con el IESS y las reservas internacionales prestadas a Finanzas, la deuda interna sería mayor a la externa

La deuda pública registrada por el Gobierno ronda el límite de endeudamiento de 40% respecto al PIB, si se suman obligaciones en el mercado doméstico de $ 13.383,6 millones (13,3% del PIB) y en el externo $ 26.499,5 millones (26,5%).

Pero esto es teoría.  ¿Por qué? Primero, el Gobierno reformó el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas señalando que para medir oficialmente el ratio deuda/PIB se tomaría en cuenta la deuda consolidada a nivel interno.  Con ello, el resultado de la deuda interna está en 1,3% del PIB y no en 13,3%, por lo tanto, tienen amplio margen legal, no real, para ampliar el endeudamiento interno y externo antes de llegar a 40% legal.

Segundo, el Gobierno no registra todo el endeudamiento y contratación de deudas como deuda pública. Hay un saldo de unos $ 1.600 millones por pagar en ventas anticipadas de petróleo, que no entran en la contabilidad de la deuda externa.  Por el lado del endeudamiento doméstico, hay obligaciones que no se suman en el endeudamiento público: con el IESS, a cuánto asciende la deuda actuarial, sobre la cual no había acuerdo, pero que este gobierno a incrementado por el lado de pensiones a razón de $ 1.700 millones por año desde 2015, y en el presente año más de $ 2.506 millones, lo que hasta 2017 sumaría $ 7.606 millones.  A esto habría que sumarle los $ 5.288 millones hasta el 10 de marzo en crédito directo del Banco Central al Ministerio de Finanzas.

El saldo de $ 2.010 millones (al 28 de febrero) por pagar de las instituciones financieras públicas que reciben recursos de las Reservas Internacionales y aún no han restituido este monto, también debe tomarse en cuenta entre las obligaciones de deuda interna.  La totalidad de estas obligaciones internas bordea los $ 28.300 millones.  Quedan pendientes de contabilizar los certificados de tesorería, que no se pueden determinar debido a la falta de transparencia en estas obligaciones.


Pin It